15
Ene

Fundación Canis Majoris, premiada como “Mejor Proyecto Fundacional”por su compromiso social en la investigación

15 Ene 2019
1

La Fundación Canis Majoris ha sido premiada con el galardón “Mejor Proyecto Fundacional”por su compromiso social en la investigación en temas asistenciales.

Entrevistamos al Dr. Raúl Alelú-Paz, CEO de la Fundación Canis Majoris y Director del Laboratorio de Neurociencia Elena Pessino Gómez del Campo.

 

¿Cuáles son los pilares de la Fundación Canis Majoris?

La Fundación basa su proyecto en tres grandes áreas independientes, pero interrelacionadas entre sí, que nos permiten abordar fenómenos complejos como el de la diversidad funcional (fundamentalmente los trastornos mentales) o el riesgo de exclusión psicosocial en menores de una forma transversal, proporcionando asistencia, a través de nuestro programa de terapia asistida con animales, formación, mediante la celebración de cursos dirigidos a especialistas y pacientes, e investigación biomédica avanzada, mediante la financiación de un laboratorio propio de investigación en las denominadas fronteras del conocimiento. Esto hace a Canis Majoris una Fundación diferente en la medida en que diseña y ejecuta sus propios programas haciendo uso de sus recursos. Evidentemente esto no sería posible sin la generosa ayuda proporcionada por los mecenas de la Fundación, Don Gonzalo Casas y Doña Elena Pessino, junto con el trabajo realizado por el extraordinario equipo de profesionales al que tengo el honor de dirigir.

¿Qué proyectos viene desarrollando?

En la actualidad tenemos activos más de 15 proyectos en el total de las áreas antes mencionadas. En terapia asistida con animales destacamos el inicio de los proyectos de asistencia multiespecie, pioneros en nuestro país, en los que se trabaja de forma coordinada para proporcionar al paciente una atención en distintos dominios cognitivos (atención, memoria, lenguaje, pensamiento, etc) mediante el uso del perro, el águila y el caballo como fuente de terapia. En el área de formación, la Fundación viene celebrando distintos cursos que versan de numerosas materias, como la Filosofía, la Psiquiatría, la Psicología, el Teatro como herramienta de inclusión social o las Neurociencias. Finalmente, en el Laboratorio de Neurociencia Elena Pessino Gómez del Campo venimos trabajando desde hace dos años en un proyecto de reprogramación celular de neuronas que nos permita entender qué es la enfermedad mental y cómo podemos tratarla. A este último proyecto le hemos sumado un nuevo desafío en colaboración con el Profesor Giacomo Rizzolatti con el objetivo de caracterizar por primera vez en el cerebro humano el denominado sistema de las neuronas espejo. A partir de aquí, nuestros nuevos objetivos se centran en trabajar en EEUU con población hispana.

¿Qué resistencias se tienen que vencer para apostar por proyectos como estos?

Las resistencias son muchas: desde personas que no entienden que una Fundación abarque distintas disciplinas del conocimiento humano hasta otras que consideran que la Ciencia, por ejemplo, es un negocio y que es mejor no cambiar nada de lo que ya está establecido. Lo importante, para mi como CEO de la Fundación Canis Majoris no son tanto las resistencias o problemas que nos vamos encontrando como la enorme motivación que tenemos para superarlos y para hacer las cosas de una forma diferente.

¿Qué destacarías de todo este tiempo al frente de la Fundación?

Destacaría el gran camino recorrido en tan poco tiempo. La Fundación nació hace apenas siete años, y en este corto periodo nos hemos consolidado como una de las entidades más innovadoras en todos los campos en los que trabajamos. Esto nos ha permitido ayudar a muchas personas que realmente lo necesitan, y eso es lo más importante de todo: ser una herramienta útil al servicio de nuestra sociedad.

¿Cómo te defines como persona?

Me resulta complicado definirme como persona; seguramente los que me rodean lo harían muy bien. Podría decir que me considero una persona justa, responsable, ambiciosa y muy curiosa. Pero, sobre todo, trato de ser un buen padre para mi hijo.

¿Cuáles crees que deben ser las habilidades y competencias del líder del siglo XXI?

Pienso que es fundamental, para un líder de este siglo, volver a los orígenes. La tecnología, en muchos aspectos de nuestra vida, nos ha producido una cierta enajenación mental (y física) que nos ha obligado a desatender lo verdaderamente importante. No creo que pueda existir un líder que tenga éxito si no muestra altos niveles de empatía, de responsabilidad con los otros y con el planeta, si no entiende la globalización como una oportunidad para enriquecer las culturas y los pueblos, si no es capaz de ser valiente y de tomar decisiones que posiblemente no vengan acompañadas de un éxito económico, pero sí humano. En definitiva, es fundamental que nuestros líderes tengan como prioridad, todavía, cambiar el mundo.

¿Qué tres recomendaciones darías a los jóvenes de hoy que deseen inspirar a otros y mejorar el mundo?

En primer lugar, les diría que más que centrarse en el objetivo final, se detengan en el proceso, en cómo quieren cambiar y mejorar el mundo. Cómo se decide recorrer ese camino es clave, en mi opinión, para tener éxito y lograr tus objetivos. Desde hace unos años nos invade la necesidad de la inmediatez, del objetivo fácil conseguido sin esfuerzo; creo que es un error grave que tiene como resultado la ausencia de líderes capaces de pensar, de enfrentarse a situaciones complejas con éxito.

En segundo lugar, les recomendaría el contacto directo con el problema a resolver, más allá de las redes sociales, internet, etc. Empatizar, pisar el terreno y establecer puentes de colaboración entre distintos grupos que enriquezcan las posibles soluciones; el Presidente Obama decía en una de sus últimas conferencias que la mayor parte de los problemas de la Humanidad son problemas que no han sido causados por la tecnología, sino por la falta de vinculo, de empatía de las propias personas que habían generado el conflicto.

Y, finalmente, les insistiría en la necesidad de ser responsables, entendida ésta como la oportunidad de mejorar el mundo desde el respeto a uno mismo y al otro. Es muy frecuente leer en la prensa que muchos que tienen la oportunidad de cambiar las cosas para hacer de este un mundo mejor acaban por mejorar su posición económica, lo que conlleva, en muchos casos y especialmente en Europa, al auge de viejos fantasmas que parecían superados.

One thought on “Fundación Canis Majoris, premiada como “Mejor Proyecto Fundacional”por su compromiso social en la investigación

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUMMIT